Tithe or Seed Online Visit with people across the planet as they share their experience of living the Spiritual Principles of Abundance and Prosperity
Diezmar y Sembrar - Cuando se hacen con la actitud correcta de dar, pueden abrir tu espíritu y traerte a un lugar de paz interior, al disolver algunos de los bloqueos kármicos que podían estar interfiriendo. Y si encima de eso obtienes cosas materiales, estas recibiendo tu pastel y comiéndotelo.
— John-Roger, DSS

Wednesday, October 29, 2008

La Paradoja Del Progreso


"(Esto) nos regresa al énfasis de William James, sobre el papel que juegan las expectativas para determinar niveles de felicidad. Podemos ser felices con poco cuando llegamos a esperar poco. Y podemos ser miserables con ese poco cuando se no enseñó a esperarlo todo". Alain de Botton Estado de Ansiedad


Mi comentario de julio mencionaba a Gregg Easterbrook autor del libro “La Paradoja del Progreso: Cómo La Vida Mejora Mientras La Gente Se Siente Peor”. Había leído el libro hace un par de años y estuve fascinado por la paradoja en la que vivimos en el tiempo más prospero de todos, aunque muchos no nos sentimos así. Por ejemplo, hace 100 años, la expectativa de vida era de 47 años y la gente no era de esperar que muriera del corazón o cáncer, sino de una infección (la penicilina aún no había sido inventada). En vez de estar agradecidos, ahora estamos en lo de anti envejecer y estresados para no vernos de nuestra edad. Oh, ¡la cantidad de dinero que se gasta en cirugías y botox!

Easterbrook da algunas razones por las que seguimos insatisfechos. Una de ellas es que tenemos "Expectativas Satisfechas" porque la sociedad actual tiene tanto, que es difícil que la gente espere que el futuro traiga aún más. De acuerdo a Easterbrook, esto lleva al "Colapso de Ansiedad", en donde pensamos y nos preocupamos de que sea sólo cuestión de tiempo para que las cosas se colapsen.
Ay, ¡que mundo! Si sólo tomamos un momento para mirar y ver toda la abundancia a nuestro alrededor. Incluso si te atoras en el tráfico, aprecia tu carro, aprecia que estás seguro, da gracias que tiene gasolina y de que llegaste bien a tu destino. Y, a pesar de todo lo que leas y oigas, da gracias de que las cosas funcionan tan bien como lo hacen.

Posted by Paul Kaye at 8:03 PM
Palabras clave: Gratitud
Comentarios [0] | Deja tu comentario